viernes, 29 de noviembre de 2013


¡Dios qué noche! ¡Ha sido fantástico! Has visto cacho negro como nos aplaudía la gente. Y sus caras, se lo estaban pasando en grande. Es mucho mejor que todas esas pastillas que tomo.

¿Con quién hablabas al final de la actuación, quién era ése tipo? No me digas que nos han contratado para otra actuación, ¿de verdad negro? eso es genial, quien nos lo iba a decir. No, no, conozco el Club Stans pero seguro que será de puta madre. Te prometo que dejo las pastillas, ya verás, voy a cambiar, voy a tocar como nunca, os vais a cagar putos blancos de mierda, vais a ver lo que vale un negro.

Y esto que te voy a decir te va a gustar, estoy componiendo, si negrito viejo, algo grande, ya verás. Son registros nuevos, nada que ver con lo que hemos hecho hasta ahora, luego nos vemos, cuando acabes con esa pelirroja que tienes en el cuarto.

Va tío no la hagas esperar, luego si se queda con ganas me la pasas como en los viejos tiempos, nunca has sido un ejemplo a seguir en la cama, menos mal que te remato el trabajo. Tranquilo, tómatelo con calma, ahora estoy viendo una peli porno muy buena y quiero llegar al final, si quieres cuando vengas te la dejo ver mientras te tarareo lo nuevo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Imagino... tocarás el saxo.

Gladys Guerra Barbaran dijo...

Oye, vaya lio me traen tus personajes reales ficticios o ficticios reales, Ahora me tocará mirar como negociar tu lengua que ya encontré para ver si recupero algo de lo poko de reputación que me quedó despues de tu actuación... que cosa mas tenaz, Te prometo asegurártela bien con algo de resina y miel para que no la vuelvas a perder....

Anónimo dijo...

Re-puta ción 0 patatero! Ser un caballero es no hablar de sus momentos de cama con ninguna mujer... y la mujer que habla de sus momentos de cama con un hombre que es?

Yo te lo digo! Hijadeputa!