jueves, 31 de mayo de 2012

Monólogo



¡¡Ay!! Qué buenos consejos que dan las madres, y es que madre solo hay una, bueno yo tuve dos, si quiero decir que tuve a mi madre de verdad, la ecológica o como se llame, que me abandonó por un problemilla desde un sexto piso, se cayó al vacío y como que por el golpe no han encontrado los restos la policía la ha dado por desaparecida, pero yo nunca he perdido la esperanza de encontrarla...con vida claro. y la otra madre es un poco puta, las cosas como son. Pero no os dejéis llevar por las apariencias, no, no. Me ha criado muy bien, sobre todo sus amigas.
  Gracias a ella soy lo que soy, un gran intelectual. Recuerdo el día que me dio el gran consejo. “hijo mío para decidir lo que quieres ser en la vida debes reflexionar con mucha frialdad, y eso hice, meterme en la nevera y reflexionar”. Gracias mamá.
  El problema es que me pasé un poco, casi me congelo, me salvó la vida un cliente de mi madre adoptiva (la puta) que era su médico de cabecera, es curioso, yo que siempre había pensando que el médico de cabecera era el especialista de la cabeza, bueno, a lo que iba, mientras el médico me hacía el boca a boca, con  su aliento a patata, que aunque uno esté entre la vida y la muerte hay cosas que....en fin, que se me apareció el mismísimo paco umbral, ahí estaba de pie ante mi con un libro en la mano diciéndome la frase que me cambiaría la vida “voy a entrar dentro de ti, te voy a convertir en un gran intelectual” y se me metió dentro, no hace falta decir que paco fue una pieza clave en mi decisión de ser un intelectual.
  Gracias a mi paco estudié tres carreras, filosofía y letras, ingeniería aeronáutica  y peluquería canina, viajé mucho, un intelectual no sólo se debe a sus conocimientos teóricos, también debe experimentar, cuando volví escribí mi primer libro sobre mis viajes. ¿Sabéis cómo se llamaba? “En el umbral de un viaje”. Cuando supe que lo iban a publicar tuve tres erecciones seguidas y esto en un intelectual es algo muy raro. Bueno si os fijáis bien aún se nota la última, pero con que tampoco la tengo muy grande...
  Pronto me hice famoso y salí en la tele. Para mi fue un gran honor ser entrevistado por el mejor periodista de España Jorge Javier Vázquez, cuidadín que tiene un premio ondas. Creo que su mérito ha sido saber llevar la cultura a millones de hogares. Lo que no entiendo es como  hay gente que lo compara con Iñaki Gabilondo. Que más quisiera Iñaki. En fin, que después de la entrevista me contrató para su programa de tertulia cultural.. Claro, vio en mi un talento indiscutible, con una capacidad intelectual desbordante. Eso si, mi paco desde el primer día me insistió que en el programa  “solo se hablara de mi libro”. Y eso hice.
  Pero un día se me desbarató todo. Estaba estudiando la gravedad clitoriana de una finlandesa cuando me llamó un buen amigo intelectual. Que es cura. Por cierto no es el típico cura, no es como los otros, quiero decir que no siente atracción por los niños de 15 y 16 años, son demasiado mayores para él. Pues nada que me contó que le contaron que mi paco no estaba muerto, que se fugó con un corredor de bolsa ¿Un corredor de bolsa? La verdad,  yo no conocía esta disciplina, sé que son los 110 m. Vallas, los 1.500, la pértiga, pero lo de corredor de bolsa, si ya sé que soy un intelectual ¡Pero uno tampoco es perfecto!!!. Pero esto era lo de menos, me derrumbé, me sentí engañado ¡Si el que estaba dentro de mi no era paco umbral quien coño era!¿Un doble?! Estuve meses sumido en la depresión.
  Hasta que como siempre mi madre adoptiva (la puta) volvió a darme otro gran consejo. Hijo mío no puedes seguir así, debes reaccionar y sacar tú genio. Y eso hice, comprarme una lamparita mágica, pero frotaba y frotaba y no salía mi genio, entonces opté por reaccionar: me recorrí la vida entera buscando a paco y a su amante, ese deportista o lo que sea, hasta que los encontré, desde entonces somos muy felices los tres, no estaban lejos, no que va, estaban aquí al lado, en una urbanización muy linda, con criados  y criadas que van de blanco y que de postre te dan pastillas, y que por la noche, si me pongo muy muy pero que muy intelectual me hacen masajes con unas ventosas que me ponen aquí (señalo pecho con tics imitando descargas eléctricas) para “descargar tensión” y  luego me ponen una camisa  al revés, ay que pillines son estos criados como les gusta jugar....Sobre todo cuando nos atan en la cama boca abajo con las piernas abiertas, pero bueno esta es otra historia que ahora no viene al caso, otro día os la cuento.

domingo, 20 de mayo de 2012


Que sienten los muertos
si hay vivos que no sienten nada

Hay muertos que pierden la conciencia cuando tienen un orgasmo
hay vivos que no tienen conciencia
y menos aun un orgasmo

Hay muertos que apoyan la cabeza en tú hombro
y tú resucitas
hay vivos que no tienen cabeza
y menos aun una sonrisa

hay muertos que se deseperan por ti
hay vivos que no esperan nada

qué pena da ver pasar todos los trenes
y vivir de asco

entonces si
cuando te entierran reaccionas
entonces si