sábado, 21 de mayo de 2011



Caperucita roja apenas ve a su abuela
cuando va a verla es para pedirle dinero
su abuela no puede moverse de la cama
está incapacitada por las palizas del abuelo
de lo que se aprovecha caperucita descaradamente
tú me das dinero y yo te doy de comer
menuda guarra chantajista.

No sabes Caperucita lo enamorado que estuve de ti
lo eras todo para mi
me escapé de casa
atravesé dimensiones espaciales y temporales para estar contigo
me jugué la vida por ti
me daba igual ser el malo del cuento
y para qué
para nada
todo era mentida
estabas interpretando un papel
una cosa si es cierta
eres la mejor actriz del mundo

el papa de Caperucita roja tiene una plantación de negros
Caperucita Roja elige a los mejores
se los folla
luego los devora como una amantis religiosa
pone los huesos en la cestita
y la mar de contenta
saltando por los caminos
los lleva a casa de los tres cerditos
que vaya unos también

se los vende a un precio razonable
a los cerditos les interesa comprar por qué tienen una tienda
venden los huesos de negro como amuletos
caperucita nunca ha entendido
por qué los huesos de los negros son blancos

con el dinero de la abuela y de los cerditos
quiere construir un campo de concentración
para todos los niños que lean el cuento

con mucho desamor tu lobo

1 comentario:

elgabricano@hotmail.com dijo...

Muy buenos. Aplausos.