viernes, 15 de abril de 2011



No es aconsejable despertarse acompañado
cuando ocurre soy asquerosamente feliz
y en estos casos
las gotas que previenen la felicidad no hacen efecto
no hay antídoto
es un desatre

ella me pregunta si tiene que marcharse
y le digo que no cuando es que si
y la abrazo
por qué coño la abrazo si no la quiero abrazar
si lo que quiero es que se vaya
entonces ella me dice lo que nadie debe oir nunca
te quiero
no puedo más
me tomo un vaso de salfumán
meo a trozos

lo admito
sin ella
soy un manicomio con patas
sus gestos me tienen acorralado
escribo mis manos en su periferia
joder que el calor de su piel es insoportable
odio esta felicidad no puedo con ella
sinceramente prefiero suicidarme con unas tetas de silicona
quiero decir
que exploten en mi boca y me rebienten

No hay comentarios: