martes, 7 de octubre de 2008



Bucle de despropósitos amorosos
- Antonio
- Queee
-¿Tú me quieres?-
-Si claro que te quiero
- ¿Y por qué me quieres?
- Pues... pues...por qué eres muy guapa, muy paciente...anda violeta vamos a dormir que es tarde.
- Antonio
- Queeeee
- ¿Hasta cuánto me quieres?
- Mucho te quiero mucho
- ¿Cómo al principio?
- Siiiii como al principio cariño.

Pasan unos diez minutos, puede que un poco más.

- Antonio
- Mmmmmmm
- ¡Antonio!
- Mmmmm queeeeee
- ¿Te gusto cómo soy?
- ¡Cariño es muy tarde! Duerme un poco
- ¡Necesito saber si te gusto!
- Siii cariño me gustas mucho
- Y por qué te gusto ¿Me encuentras interesante todavía?
- Mmmmmm si mucho
- Antonio
- Mmmmmm
- ¿Qué es lo que más te gusta de mi cuerpo?
- Ya lo sabes cariño
- ¡Dímelo anda!
- Tús tetas
- ¿Y por qué te gustan?
- Mmmmm
- ¡Antonio!
- ¡Queeeee!
- ¡Qué por qué te gustan!
- Por qué son redonditas y no te caen, vaaa cariño duérmete
- Antonio
- Mmmmmmm
- ¿y mi culo? Nunca me has dicho que te guste mi culo
- cariño tienes un culo muy bonito
- me lo dices para que me quede contenta y te deje dormir
- mmmmm...de verdad es muy bonito
- Antonio
- Mmmmmm
- ¿Por qué me mientes?
- Mmmmmm...anda duérmete cariño.

Vuelven a pasar diez minutos, puede que un poco más.

- Antonio....¿Antonio?¡Antoniooooo!
- Mmmmmmm
- ¿Me cuentas mentiras?
- Noooooooo
- Entonces no me digas que tengo el culo bonito, sabes que no es verdad
- Cariño a mi me gusta
- Oye Antonio
- Mmmmmmmm
- ¿Me mientes mucho?
- ¡Qué te voy a mentir cariño, no digas tonterías!
- Dime la verdad no me mientas, ¿Alguna vez me has mentido?
- Mmmmmm
- ¡Antonio!
- Siii vale alguna vez, pero son mentidas pequeñitas
- Las mentidas no son pequeñitas ni grandes, las mentiras son todas iguales
- Cariño no saques la cosas de quicio.....vaaa a dormir
- ¿Qué quieres decir con eso, qué soy una histérica?
- Cariño es muy tarde, mañana me espera un día muy duro
- ¡Me estás llamando pesada!
- Noooooo
- ¡Pues dime qué mentiras me has contado!
- nadaaa importante cariño, tonterías
- ¿Tonterías? ¿Para ti las mentiras son tonterías?
- Mmmm.....Es que no tienen importancia
- ¿Qué no tienen importancia? ¿De qué vas Antonio?
- Valeeeee mira el otro día te acuerdas que te dije que iba al gimnasio
- Si
- Pues no fui, me fui con los amigotes a tomar una cerveza, hacía tiempo que no sabía nada de ellos y......
- ¡Éres un cabrón! ¿por qué no me dijiste que te ibas con ellos?
- Ya lo sabes por qué no
- ¡No, no lo sé!
- ¡Por qué no haces otra cosa que controlarme! Yo necesito un poco de libertad, de aire
- ¿de aire dices? Me acabas de decir que te gusto como soy y en cambio te pones a criticarme, no te entiendo Antonio, creo que no me quieres
- ¡Claro que te quiero! Lo único que digo es que...
- ¿Cómo quieres que te crea?Antonio se acerca a ella, le da un beso en la frente
- Anda duerme cariño que está apunto de amanecer
- Antonio quiero el divorcio
- Valeee mañana lo hablamos
- No te rías de mi, te lo digo muy en serio
- ¿A qué viene eso ahora?
- Es que yo también te he mentido, pero ahora que sé que tu también lo has hecho me quedo más tranquila
- ¿Qué quieres decir?
- Si acaso mañana lo hablamos Antonio que estás muerto de sueño
- No no violeta
- ¿Qué no querías dormir?
- ¡Ya no!
- Tengo un amante Antonio
- ¿Queeeee?
- Yo no puedo seguir viviendo con tío al que no le gusta mi culo, que solo piensa en dormir y que me cuenta mentiras.
- ¿Pero qué me estás contando?
- La verdad Antonio la verdadAntonio abre la luz, mira a violeta
- No me mires así Antonio
- Desde cuando violeta
- Un par de meses-
-¡Joder!
- Pasó sin darme cuenta Antonio te lo juro
- Si claro cuando te diste cuenta te estaba follando, pobrecita. Oye que somos mayorcitos...Sabes una cosa violeta
- Qué
- Yo también tengo algo que decirte
- Dime
- También tengo una amante
- ¿Cómo? ¡Eres un cabrón, vete de mi cama, vete!
- Oye no te pongas así
- ¿Y cómo quieres que me ponga?

Violeta se pone a llorar y a gritar como una loca

-¿Pero violeta qué te pasa? Tú también tienes un amante no sé por qué te escandalizas
- Era una broma yo no tengo ningún amante, lo hacía solo para que me valoraras un poco más.
- Yo tampoco violeta
- ¿En qué quedamos?
- Ya sabes que soy muy orgulloso, no podía aceptar de ninguna manera que tu tuvieras un amante y yo no.
- ¿Entonces Antonio, me quieres?
- Mucho Violeta
- Yo también te quiero Antonio, perdóname
- No, perdóname tu a mi, te tengo muy abandonada estos días

Pasan cinco minutos, puede que un poco más, se oyen las palomas en la terraza.
-Antonio
-Queee
-¿tú me quieres?

1 comentario:

safrika señorita dijo...

qué divertido!
y un poco triste.