sábado, 21 de diciembre de 2019

Te miro y me gusto



Te miro y me gusto.
Meto los dedos, metes los dedos, te los meten, beso y besas, casi me masturban, casi me corro, casi te penetran, casi te dejas, no puedes luchar, sentir una polla acariciarlo todo es demasiado esfuerzo en vano. Lenguas de gato husmean la oscuridad.
 Nos dejamos llevar, bailamos en la disco, casi no paramos de provocar, no lo hacemos a posta, estamos desinhibidos, me tocas la polla, te toco los pezones, nos besamos hasta que pides un cigarro a un waterpolista y la lías, bueno tu no, la lía ella, una corta charla, que si en seis meses embarazada, que si los hemos puesto muy calientes, que si les gustamos. Nosotros estamos como si hubiéramos esnifado todos los polvos blancos del mundo. Ella me desabrocha el alma, mete su mano, tu me miras, te miro, nos miramos, no reaccionamos, el morbo nos puede, la felicidad de compartirlo juntos es demasiado bestia para no disfrutar, te besa, la besas, la beso, lo besas, me la chupa mientras me dices que disfrute, se la chupas mientras te empujo la cabeza hasta el final de su polla, yo que pensaba que el universo era  un menú degustación en un 3 estrellas.

Te miro y me gusto.
Estar contigo con otros es tener el corazón agarrado a una rumba que dice algo así como que una "...nena maca plena de coses boniques...tú mente follable y tu cuerpo delicioso es una vida que mata de felicidad, si Dios existiera se enamoraría de ti, menos mal que no existe...".
Y nuestro amor es tan bestia, tan bonito que somos capaces de prestar nuestro cuerpo a otros/as pero siempre, y en eso somos irreductibles, cogidos de los ojos.

Un día después quedamos con el waterpolista y ella, tomamos vino y charlamos como casi follados amigos, como si nada, como si el manicomio tuviera entrada libre, me corro solo imaginarlo.

Te miro y me gusto.

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Tebas y Chloe



Ardo y me cuidas, lloras desquiciada por los hospitales y te cuido. Quizá follemos el último día. Quizá el penúltimo día te meta los dedos y la lengua. Ser pareja lo tiene todo, un día cuidas, un día follas como loco, un día charlas sin parar.
La puta y hermosa vida es así. La vida te mata en un puto segundo. Si me dicen que me queda un mes de vida y con quien quiero volar ya sabes la respuesta.
 Molly salta tras la pelota, corre arriba abajo y tu me haces fotos a escondidas, hoy estoy muy romántico, creo que voy a besar a Molly, pero ella prefiere la jodida pelota. Me gusta Molly, es inteligente, sutil, paciente. Ella y yo compartimos la misma pasión: vemos a la nena maca plena de coses boniques y nos abalanzamos sobre ella, como un puto perro, bueno, Molly es una perra, yo voy por el camino.
 Quizá follemos el último día, quizá el penúltimo día te meta los dedos y la lengua. Quizá un día compre un billete de ida sin vuelta.
 Molly me mira, creo que me quiere un poco, me restrega la lengua, siendo ella es un piropo, aunque sea un cromañón y hable cantando. Nuestra primera vez lavándonos los dientes. Mi cepillo de dientes junto al tuyo.

Si, llega el día, te meto los dedos, te rasco por dentro, te casi corres, me corro notando tu placer. Si llega el día, follamos, no`puedo más, intenté ser prudente pero la vida puede más que todo. Y te siento, como me gusta sentirte, es los mejor de este mundo de mierda, ser tú, recorrerte los labios por dentro, pillarte los dedos con el sudor. Tú y yo siendo uno. Molly salta. Me gusta ver exposiciones contigo. Tebas y Chloe son muy especiales, me cuidas, te cuido.

martes, 13 de agosto de 2019

Una polla romántica


Soy tan romántico que mi polla está inmensa. Te lavas los dientes con ella mientras te follas mi corazón. Tanta es la alegría de tus tetas que tu coño se metamorfosea en un par de volldams. Si, es cierto, soy un tipo muy romántico, tú lo sabes, sabes que soy capaz de todo por ti.
 Voy a luchar rubia hasta que mis huevos salgan disparados como dos pelotas de golf, una y otra vez hasta tenerte. Ya sé que cada vez tengo tu ombligo un poco más cerca, como nuestras tortugas y caracoles, como el dolor que a veces siento, porque, qué cojones, soy humano, pero soy la hostia de fuerte, tengo la fuerza de los dos y una polla enorme y dura conectada directamente a tu vida.
 Tu ya sabes que mi polla es una puta mierda cuando no ama, flácida y estorba los calzoncillos, mea torcida, pero cuando se la traga tu coño hasta el fondo el universo es una piltrafa a nuestro lado. Soy tan romántico que me sigo haciendo pajas de la forma clásica, mientras que tú, te haces las pajas con el exprimidor de zumos. Pero aquí no importa la forma, si no, su contenido, compartiendo las mismas corridas.
  Vete a buscar a Dios y cuéntale nuestros pecados, pero no te va hacer ni puto caso, él se masturba a nuestra costa. Y tú cuerpo sensual como un requesón, como un astronauta haciendo acrobacias en un lavabo de chicas. y yo, un poco exótico vulnero los silencios del wasap para leerte, mátame con un trío si quieres, pero no olvides que soy un romántico.

viernes, 2 de agosto de 2019


Raimat, jacuzzi, una polla y un coño, Bukowski en bolas, le pido salir y me dice que la bañe, que la enjabone, la espuma abriéndose paso sobre un refugio naranja.  Miramos tíos, compartimos gustos, miramos tías, tríos soñados mientras follamos por detrás como a ti te gusta, como un puto perro y una puta perra. Tú estás muerto Bukowski, jódete, ahora me toca a mi. Mira si quieres, nos gusta que estés, lo sabes, has creado dos monstruos querido poeta.
Le pido salir y me dice que no lleva nada debajo, se me pone tan dura que soy capaz de dar vueltas como un derviche alzando las manos para tocar el universo, es decir, a ella. Si, tan dura y tu tan mojada, vivan las zanahorias para dejar de fumar, vivan los pedos que sueño y tu haces reales. La jodida rubia me tiene enamorado, sobre todo, cuando me toca los huevos, le rasco el coño y me corro.
Le pido salir y me dice que los viernes seguirá flirteando, seguirá sonriendo al tímido que haga el esfuerzo de acercarse a ella, asumo el sufrimiento. Y para colmo subes ciclistas a mi coche, ¿Y si es un puto sicópata? No importa, seguro que algo bueno sacamos de él.
Le pido salir y te pones a ver una peli de Jack Lemmon, Billy Wilder es un genio, pero el cedé es una mierda pinchada en un palo, está más jodido que los senderos que te hago subir y bajar.
Me gusta follarte por delante , por detrás, de lado, encima, debajo, al revés. Me gusta hacerte el amor y verte en el espejo. Dos mentes convertida en una.
Le pido salir y me dice que si.

domingo, 31 de marzo de 2019

La rubia descapotable



Nos comemos los peces después de un descapotable, si fuera una sudadera sería negra o quizá tus pechos sobre mi boca muriéndose de vida. Si fuera tus pechos te los daría para que te los pusieras y los lucieras con tu descapotable. Yo miraría sin ojos de tuerto y daría volteretas alrededor de una guiri que ve tu mano perderse en mi tanga. El vino se corre, el polen se caga en el sistema límbico, y yo voy en tu descapotable y una rubia me dice que esto no puede ser, yo me arrodillo y rezo sobre las olas de una perra de agua que a veces ladra, que a veces besa, exactamente igual que tú. Tú perra y tú sois iguales. Un descapotable de marca azotes se agita al paso de una rubia, ojalá la lluvia se muera ahora mismo, ojalá se muera la muerte y se detenga tu sonrisa en un semáforo y yo le diría al semáforo que no se pusiera verde, si no lo hace, prometo bailar sobre ése artilugio que tanto placer te da, prometo ponerme patas arriba y follarte haciéndote el amor. Bueno si, quizá, me pasé, pero como decía Eusebio Poncela en Martin H "lo que verdaderamente me excita es una mente follable, un buen culo, unas buenas tetas o una buena polla están bien, pero nada comparable a una mente follable", y la tuya lo es, y más, si vas en un descapotable.